Observatorio Jurídico. Facultad de Derecho.

"Un espacio para informarnos, compartir y mantenernos al día de la actualidad jurídica del Perú y el mundo"

Corte Interamericana de Derechos Humanos sancionó al Estado Peruano por no respetar el principio de presunción de inocencia.

 

En una interesante sentencia el 15 de febrero del presente año la Corte Interamericana de Derechos Humanos sancionó al Estado Peruano en el caso Zegarra Marín vs. Perú, por  la violación al principio de presunción de inocencia y al deber de motivación de las sentencias judiciales.

CoIDH2

El caso se remonta a 1994,  cuando el señor Agustín Bladimiro Zegarra Marín ejercía el rol  de Sub Director de Pasaportes de la Dirección de Migraciones y Naturalización del Perú, en dicha calidad emitió 525 pasaportes para que fueran otorgados en la  Oficina de Migraciones de Tumbes. Tiempo después se descubrió que dos pasaportes habían sido obtenidos de manera fraudulenta, y otorgados a dos peligrosos delincuentes.   El sub director de migraciones fue sindicado por dos coimputados como autor de los delitos, y finalmente se abrió proceso en contra de él por los delitos  contra la administración de justicia (encubrimiento personal), contra la fe pública (falsificación de documentos en general) y corrupción de funcionarios. El 8 de noviembre de 1996  fue condenado por la Quinta Sala Penal de la Corte Superior de Justicia por los ya indicados ilícitos.

El sentenciado recurrió a la Corte Interamericana de Derechos Humanos pues estimó que  el único elemento de prueba en que se fundó su sentencia eran las declaraciones de sus coimputados, y aunque se presentó prueba favorable que contradecía directamente dichas declaraciones, la Sala no motivó las razones por las cuales tales pruebas no generaban duda sobre la responsabilidad penal de la víctima, limitándose a indicar que las imputaciones realizadas por el coimputado eran “factibles”. Se alegó que la condena penal de una persona sobre la base exclusiva de la “factibilidad” de los hechos indicados en la declaración de un coimputado, debía ser considerada bajo el principio de presunción de inocencia. Además, existió una manifiesta inversión de la carga de la prueba que quedó plasmada en la sentencia condenatoria al indicar la Quinta Sala Penal que “no ha surgido prueba de descargo contundente que lo haga totalmente inocente de los ilícitos que se le imputan”. 

Los recursos de nulidad y revisión que fueron presentados posteriormente, fueron rechazados por la  Corte Suprema de Justicia del Perú. Sin embargo, la Corte Interamericana de Derechos Humanos dio razón a Zegarra Marín y declaró que el Estado Peruano  es responsable por la violación del derecho a las garantías judiciales, en particular del principio de presunción de inocencia en relación con el deber de motivar las resoluciones judiciales y el derecho a obtener un fallo razonado, condenando a nuestro Estado a una serie de reparaciones a favor del sentenciado.

Si te interesa leer el fallo completo accede haciendo click en el siguiente link.

http://legis.pe/wp-content/uploads/2017/05/sentencia-caso-zegarra-marin-vs.-per%C3%BA.pdf

 

Fuentes.

legis.pe, 12 de mayo 2017

http://www.corteidh.or.cr/docs/tramite/zegarra_marin.pdf

http://legis.pe/wp-content/uploads/2017/05/sentencia-caso-zegarra-marin-vs.-per%C3%BA.pdf

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 16 mayo, 2017 por en Actualidad Jurídica, Sin categoría.
A %d blogueros les gusta esto: