Observatorio Jurídico. Facultad de Derecho.

"Un espacio para informarnos, compartir y mantenernos al día de la actualidad jurídica del Perú y el mundo"

¿Qué hace buena una clase de derecho? Los estudiantes opinan.

Profesores y alumnos hemos tenido distintas experiencias como estudiantes de derecho. Recordamos con aprecio aquellas clases en las que aprendimos mucho, que nos sirvieron en nuestra vida profesional o que nos hicieron reflexionar, por cierto también aquellas que robaban nuestra atención y nos mantenían entretenidos la mayor parte de la hora de clase.

De acuerdo a la investigación ” Una propuesta de clasificación de la clase magistral de Derecho” (Rev. chil. derecho vol. 41 no.3 Santiago dic. 2014), en la mayoría de las Universidades el Derecho se enseña en el formato de una clase  magistral, en la que un profesor que sabe mucho de un tema expone a sus alumnos determinados contenidos.

Este tipo de clases puede clasificarse entre aquellas que son meramente “expositivas” y aquellas que son “formativas“.   Las primeras se caracterizan porque los profesores actúan como conferencistas y los alumnos como sujetos pasivos. Se basa principalmente en la transmisión de conocimientos de manera unilateral por el profesor y los alumnos se dedican principalmente a tomar apuntes.  Como virtudes de este tipo de clases se ha anotado que permite exponer una gran cantidad de contenidos en poco tiempo, que el profesor puede alcanzar profundidad en su exposición, toda vez que no es interrumpido por los alumnos, y que si el profesor es un buen orador y tiene humor, la clase puede ser muy interesante. No obstante, este tipo de enseñanza ha sido criticada por cuanto la clase de derecho es el espacio formativo del estudiante, y se requiere que éste tenga, por tanto, una participación activa en su formación.   Cuando la clase no da lugar a que los alumnos participen, no existe manera por parte del profesor de cerciorarse que su mensaje ha sido debidamente entendido por los alumnos, y si el ambiente de la clase no propicia la formulación de preguntas por parte de los estudiantes, y  el tema es  además difícil, se propicia que los alumnos se desconecten y piensen en otra cosa mientras están en el aula.

Otro tipo de clases magistrales son las denominadas “formativas” o “trascendentes”.  Éstas se caracterizan por ser clases que dejan huella en los estudiantes. En ellas los alumnos logran reconocer que los profesores  demuestran vocación por su labor docente, además conocen a cabalidad la materia que exponen, la explican de manera sencilla, organizada y la vinculan a ejemplos casuísticos.  La forma de hablar del docente o su oratoria, invita a prestarle atención, además él promueve que sus alumnos hagan comentarios.  Adicionalmente se suele vincular la actualidad con los contenidos enseñados, con lo que el saber transmitido por el profesor cobra sentido práctico para el estudiante. En general la clase su vuelve un grato espacio de intercambio entre profesores y alumnos.

 

 

El Observatorio Jurídico de la Facultad de Derecho realizó una encuesta entre los alumnos de Derecho de La Salle, y de entre los 27 que enviaron sus comentarios, lo que más valoraron de un profesor fue que supiera mucho del tema que enseñaba.  En segundo lugar, y con tan solo un voto de  diferencia, los estudiantes estimaron como muy importante que el profesor fuera un buen orador  y explicara bien los contenidos. También valoraron que el docente usara casos y ejemplos para explicar los temas que enseñaba, y que la clase fuera interactiva.  Varios además indicaron que incluso es importante que el profesor tenga un buen humor y que conozca a los alumnos por sus nombres. 

Algunas opiniones que recibimos y reproducimos son:

Yo propongo que en las clases se deberían hacer simulaciones en las que resolvamos casos reales, se deberían hacer grupos de debate en los que analizáramos lo aprendido. Creo que en las clases no se debiera enseñar mucha teoría, si no que nos deberían dar material de lectura, y nosotros dedicarnos a resolver casos en clases con la guía del profesor.”

Que la clase sea bien organizada y estructurada.  Que se indiquen los conceptos más relevantes de manera clara, para no perdernos”. 

“Que siempre se den ejemplos para explicar la teoría y así poder entender cómo se aplica realmente el derecho en la práctica”. 

Que los docentes tomen el trabajo de enseñar como primordial, y que no sea una segunda opción laboral”. 

Como vemos nuestros estudiantes también manifestaron preferencia por una clase magistral de carácter formativa, que permita la interacción entre docentes y estudiantes. Le agradecemos a los estudiantes que enviaron sus opiniones pues son fundamentales para seguir fortaleciéndonos en nuestra labor docente.

 

Anuncios

Un comentario el “¿Qué hace buena una clase de derecho? Los estudiantes opinan.

  1. Brayan
    3 octubre, 2017

    “Yo propondría que nosotros, los estudiantes, entendiéramos y aprendiéramos los temas o conceptos antes de la clase, asistir al salón con las dudas no resueltas y que junto al docente las resolvamos por medio de ejemplos esclarecedores y casos reales.”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 13 junio, 2017 por en Sin categoría.
A %d blogueros les gusta esto: